• +(34) 639 30 63 00
  • hola@barcelonamentoring.com

mentoring eficaz

El secreto del mentoring eficaz: saber transmitir el conocimiento tácito

Para Barcelona Mentoring, el mentoring es un proceso conversacional por el cual una persona, en el rol de mentora, ayuda (compartiendo conocimientos, experiencias…) a otra, en el rol de mentee, a tomar consciencia de sus capacidades y a aprender los mecanismos por los cuales puede transformar (por sí misma) su potencial en talento.

Cuando este proceso se lleva a cabo de una manera estructurada y siguiendo una metodología concreta, hablamos de mentoring formal.

¿Qué y cómo hacemos en Barcelona Mentoring?

Barcelona Mentoring nace en el 2017 con un doble propósito:

1. Ofrecer servicios de Mentoring ejecutados por mentores y mentoras profesionales con capacitación avalada, además de por su experiencia, por certificaciones, en competencias específicas, de entidades de referencia tanto a nivel nacional como internacional.

2. Investigar, difundir, capacitar y consolidar, desde entornos profesionales (o profesionalizados), la práctica del Mentoring como mecanismo facilitador para que las personas aprendamos a aprender por nosotras mismas, incorporando de manera proactiva nuevas competencias que nos ayuden no solo a sentirnos más capaces y autosuficientes sino además, a querer compartirlo, generando así, entornos sostenibles tanto a nivel profesional, como personal y social.

El mentoring como proceso de co-aprendizaje

Asumir el rol de mentor o de mentora, ya sea de manera voluntaria o remunerada, es un acto de responsabilidad y por encima de todo, de generosidad interesada.

Quien mentoriza ha de ser consciente de las implicaciones que sus palabras y sus actos pueden tener en la persona mentorizada (en adelante, la mentee). A la vez, es necesario observarse y tomar consciencia de los recursos personales puestos a disposición de esta para tangibilizar lo que, como mentor/a, ha sido mejorado (respecto una percepción anterior) y aquello que todavía puede ser objeto de mejora. Un proceso de mentoring es pues, un proceso de co-aprendizaje.

El conocimiento compartido por el/la mentora ha de estar orientado a la acción y no a la conceptualización teórica (o absoluta). Es la mentee quien ha de definir y concretar, CÓMO pasar a la acción de una manera adaptada a su circunstancia (recursos, competencias, motivaciones, valores, necesidades, etc.) para alcanzar su o sus objetivos. Por lo tanto, es necesaria en el/la mentora, la intencionalidad consciente de cómo compartir un conocimiento.

¿Cómo se comparte el conocimiento?

Los conceptos “dato”, “información” y “conocimiento” pueden confundirse en el ejercicio práctico de compartir experiencias cuando la intención es que otra persona se pueda beneficiar.

Un dato según el Diccionario Inverso de la Lengua Catalana es, entre otros, “algo dado o admitido, aquello sobre lo qué es fundado un argumento, una inferencia o un sistema; la representación convencional de la información porque pueda ser tratada en un proceso informático o en un sistema automático en general”.

La información son “datos organizados de una manera comprensible que permiten ampliar o precisar los conocimientos que ya se tienen sobre una materia determinada”. Se puede describir como un mensaje legible o audible que tiene un emisor y un receptor. A diferencia de los datos, la información tiene un significado relevante y un propósito (Diezgranados, 2016).

Definir conocimiento no es fácil. De hecho no existe una única definición. Hay autores (Gasparotto & De Prado, 2011: 107) que diferencian entre conocimiento explícito y tácito.

El conocimiento explícito es aquel que puede ser mostrado por medios escritos, verbales o visuales y concretados en un texto,una fórmula o un esquema o proceso.

El conocimiento tácito es aquel vinculado a experiencias, intuiciones, percepciones, habilidades y competencias (técnicas o transversales) que por un lado, nos permiten construir la (nuestra) realidad y que por otra, es muy difícil de transmitir sin desvincularlo de nuestras creencias, prejuicios y supuestos. y cuando intentamos “traducirlo” a palabras (ibídem : 108).

El conocimiento tácito se mantiene en forma no verbal y es en su transmisión del mentor/a a la mentee donde Barcelona Mentoring pone énfasis al considerar que de no hacerse un uso consciente de “cómo” es transmitido (verbalizado), puede ser percibido como “absoluto” (“el único verdadero”). Siendo así, no se estaría ayudando a la mentee a aprender y decidir por sí misma sobre su objetivo, sino a dirigirla hacia una única opción que no necesariamente porque fue válida para el mentor/a, lo tenga que ser para ella.

Las dificultades para compartir conocimiento están relacionadas con las percepciones y el lenguaje (Gasparotto & De Prado, 2011: 108) a pesar de que también con otros parámetros como: la personalidad de mentor/a y mentee, la relación entre ambas personas más allá de la relación mentor/a-mentee, la estructura del programa de mentoring, la capacitación del mentor/a en ámbitos de autoliderazgo, autoconocimiento, mayéutica, escucha activa, empatía, gestión de los propios prejuicios e incluso el interés (intención) del mentor/a en el ejercicio de este rol.

El mentoring: una relación entre iguales

Reforzando lo anterior, Jaume Vallverdú citando a Edward Sapir (2008:20) sostiene que la lengua es un símbolo verbal de la relación humana que organiza la percepción de la experiencia imponiendo diferentes visiones del mundo. Y es en este “imponer” donde Barcelona Mentoring considera que el/la mentora tendría que intervenir de manera consciente a fin y efecto de minimizar o incluso eliminar, cualquier posibilidad de uso inconsciente de poder.

Mentoring eficaz para no generar dependencias

Una de las premisas de todo proceso de mentoring es el auto empoderamiento de la mentee.

No generar dependencias. Para ello el proceso de conversación entre mentor/a-mentee requiere una relación entre iguales no solo supuesta sino de facto.

Bibliografía

Diezgranados, Néstor (2016). “Diferencia entre dato, información y conocimiento”. En Estrategia y Negocios, revista digital. URL: https://www.estrategiaynegocios.net/opinion/977752-345/diferencia-entre-dato-informaci%C3%B3n-y-conocimiento [Fecha de consulta: 15/03/2020]

Gasparotto, Luis María & De Prado, Roberto (2011). “Mentoring, estrategia clave para la gestión del conocimiento”. En APORTES y de la Comunicación y la Cultura Núm. 15 – Febrero 2011. Págs. 105-118.

Vallverdú, Jaume (2008). “La teoría del símbolo y la cultura”. En Vallverdú, Jaume. Antropología simbólica. p. 13-33. Barcelona: UOC, 2008. ISBN 9788497884419.

Otras fuentes:

Font: https://dilc.org/dada/ [Fecha de consulta 15/03/2020]
Font: https://dle.rae.es/informaci%C3%B3n [Fecha de consulta 15/03/2020]

Créditos imagen principal: Alena Kival, en Pexels

El contenido de los posts son responsabilidad de su autor o autora, y no necesariamente reflejan la posición oficial de Barcelona Mentoring.
Yolanda Tarango
Yolanda Tarango

Mentora y Promotora de Programas de Mentoring | LinkedIn